Please reload

Entradas recientes

Entrevista con Anna Storaci, CMO de iGenie: "Emprender no es sencillo, tiene sus complicaciones y la primera confusión es contigo mismo…”

November 8, 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Preguntas frecuentes Incapacidad judicial (2)

May 15, 2018

¿Es lo mismo la incapacitación que el certificado de discapacidad?

 

Sólo se puede modificar la capacidad de obrar de una persona por sentencia judicial. El certificado de discapacidad es un trámite administrativo, que concede unos benefi­cios sociales, fiscales y administrativos, pero no modifica la capacidad de la persona.

 

¿Qué alcance tiene la sentencia judicial de modificación de la capacidad?

 

El juez o jueza, finalizado el procedimiento judicial, dictará sentencia. Si considera que la persona no puede valerse por sí misma, en la sentencia determinará la exten­sión y límites de la capacidad modificada, y establecerá el régimen de guarda al que la persona queda sometida.

Se declarará la incapacidad total si la persona no puede cuidar de sí misma ni admi­nistrar sus bienes. La sentencia declarará la incapacidad parcial si se aprecia que la persona puede rea­lizar algunos actos por sí solo y adoptar decisiones sobre su persona; pero, para actos más complejos o importantes, necesitará un representante (tutor/a patrimonial) o un asistente (curador/a).

En definitiva, la sentencia debe adecuarse a la protección y apoyos que la persona necesita.

 

¿La sentencia de incapacitación o modificación de la capacidad es inamovible?

 

No, la sentencia es revisable en todo momento, pudiendo la propia persona o su re­presentante legal (tutor/a) o asistente (curador/a) iniciar un nuevo proceso para dejar sin efecto la sentencia y recuperar la plena capacidad o para modificar el alcan­ce de la sentencia dictada.

Además, la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, de 13 de diciembre de 2006, obliga a que los apoyos que se establez­can sean temporales y revisables periódicamente.

 

¿La sentencia de incapacitación o modificación de la capacidad supone automáticamente el ingreso involuntario de la persona en un centro residencial?

 

No. De forma automática, nunca. El ingreso involuntario o forzoso de una persona se puede solicitar sin que esté incapacitada judicialmente. Y, si está incapacitada, quien ejerza su guarda (padre o madre con patria potestad, tutor o curador) debe solicitar del juez o de la jueza la necesaria autorización para su ingreso.

 

¿Quién puede ser tutor/a o curador/a de una persona?

 

Toda persona física, con capacidad de obrar, y que esté en pleno uso de sus derechos civiles. También pueden serlo las personas jurídicas (fundaciones o asociaciones) que no tengan ánimo de lucro y entre cuyos fines figure la protección de las

 

personas incapacitadas.

Para el nombramiento de tutor/a o curador/a se preferirá:

•  La persona designada por el tutelado en el documento de la Autotutela.

•  El cónyuge.

•  Los padres.

•  La persona designada por los padres en su testamento.

•  El descendiente, ascendiente o hermano que designe el juez. Este orden se puede variar en beneficio de la persona. También se podrá nombrar a una persona jurídi­ca (normalmente una fundación tutelar o de apoyo) cuando no existan familiares u otras personas idóneas y dispuestas a asumir el cargo, se inhiban o no sean ade­cuados.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos