• Alberto Gutiérrez Pozuelo

Entrevista con Miguel Gallardo, dibujante e ilustrador: "Mi estado ideal es la soledad, soy un


Hoy, en Samaria Social, nos acercamos al ilustrador y dibujante Miguel Gallardo. Todos tenemos una historia que contar. Una experiencia que nos ha ocurrido a lo largo de nuestra vida y que nos ha llegado a marcar un antes y un después en nuestro camino. Esta experiencia la podemos dar a conocer a través de un medio de expresión, en el que nos sintamos cómodos para compartirla con el mundo que nos rodea.

Esto lo hace a la perfección el ilustrador y dibujante Miguel Gallardo (Lleida, 1955). Gran conocido en el mundo del cómic por ser el creador de “Makoki” Fue también miembro fundador en 1979 de la histórica revista El Víbora, y autor fijo desde sus inicios. Su carrera como ilustrador despega en los 90 colaborando con varias revistas y diarios e inicando su faceta en el cómic autobiográfico con “Un largo silencio” o el gran éxito “María y yo”. Todo ello lo combina con su faceta educativa en la que imparte talleres de ilustración además de dar charlas para padres y profesionales de su experiencia y compromiso con las personas con discapacidad.

Hola Miguel, hablando de tu trabajo, llevas varias décadas ilustrando historias, ¿siempre has tenido claro que querías dibujar o hubo un “click”? ¿Cómo y cuándo empezaste a hacer garabatos profesionalmente?

Desde siempre he tenido claro lo de dibujar, desde que tengo consciencia quería dibujar.

¿Qué es para ti el dibujo?

El dibujo para mi es una herramienta de comunicación.

Te sientas con un lápiz en la mano, a dibujar… ¿qué te inspira?

Me inspira la vida en general, las cosas que me pasan, lo que me rodea, la gente. Nunca partes de cero cuando dibujas, sino seríamos incapaces de hacerlo.

En tus inicios trabajaste para publicidad, de hecho, eres en cierto modo autor de Rodolfo Langostino… ¿Cómo recuerdas aquellos momentos? ¿Qué crees que te ha aportado tu paso por la publicidad?

Realmente no fui el autor de Rodolfo Langostino, eso si, dibujé un montón de langostinos. Mediavilla y yo éramos los últimos monos de un estudio de animación que trabajaba para una productora. De mi paso por ahí se me quedó una punta atascada con la animación que es algo que me tiene atrapado aunque no tengo ni idea.

Hasta ahora, junto a mi compañera, llevamos media docena de cortos de animación que se pueden ver en mi web: miguel-gallardo.com.

De mis otras experiencias con la publicidad no ha salido mucho, no tenemos buena relación la publicidad y yo.

Si no te hubieras dedicado a los lápices y las viñetas, ¿qué habrías hecho?

No tengo ni pajolera idea de a lo que me habría dedicado en vez de dibujar.

¿Te gusta trabajar solo o acompañado?

Trabajo siempre solo, aunque en una época trabajé con Mediavilla, mi guionista, con el que vivíamos juntos, pero mi estado ideal es la soledad, soy un misántropo enmascarado.

Un consejo para los que sueñen de vivir de su pasión…

¿Un consejo?: que vivan según su pasión y que sean curiosos y atrevidos.

En los 60 y los 70 viviste una época de represión muy crítica. Los dibujantes, artistas… afilabais vuestro lápiz, con sarcasmo e ironía, contra la opresión de los últimos coleteos de la dictadura. ¿Crees que es necesario que los dibujantes/ artistas/creativos se impliquen con la situación social del momento?

En los 60-70, más los 70 para mi, no teníamos ninguna intención de protestar contra la opresión, teníamos ganas de dibujar y hacer unas risas, lo único es que queríamos dibujar lo que nos diera la gana y salirnos de la piscina, eso solo ya era enfrentarse a la dictadura.

Todos los creadores deberían tener un apartado para dedicarlo a causas sociales (que para mí lo es todo, incluida la política), eso me lleva a que todo el mundo en general debería luchar por una causa en su vida, una por lo menos.

Parece que en la última década ha habido un renacimiento del cómic, suponemos que esto te gustará…¿por que crees que lo ha sido? ¿Lo atribuyes a algo?

El renacimiento del cómic es relativo, quizás se le presta más atención como medio, incluso serio, de hablar de la historia (recién El Víbora acaba de entrar en el MNAC).

Pero en el aspecto profesional, es decir, como vivimos los autores, se podría decir que ha habido un empobrecimiento importante de las. Condiciones laborales. Hay muchas editoriales, eso si, y se publica mucho pero con unas condiciones desastrosas para los creadores. La notoriedad del cómic ha venido por un reconocimiento académico, pero también por la avidez de las grandes editoriales para ocupar nichos de mercado generacionales, nichos que empezaron a abrir muchas editoriales independientes con otras miras. Una de cal una de arena. De momento la arena para nosotros.

¿Que es mas importante el dibujo en sí: la imagen visual, o la historia que se va a contar?


Todo es lo mismo, el dibujo y la historia que se cuenta, cuando se separan las dos cosas tenemos historias soporíferas muy bien dibujadas o buenas historias con dibujos que no comunican nada ( cuando me refiero a buen o mal dibujo no me refiero a cánones artísticas, me refiero a capacidad de comunicar).

Las Líneas del dibujo ya llevan implícitas lo que vas a contar, que mejor ejemplo clásico que Tintín que sería inaudito verlo dibujado con otro estilo, o Maus imaginado es estilo realista.

Cuando realizas portadas o ilustraciones para prensa, ¿Sigues al pie de la letra el encargo que te hacen? ¿Tienes total libertad?

Nosotros no somos artistas en sentido estricto, somos asalariados, vivimos de trabajar para otros , nunca tenemos total libertad y sería tonto tenerlo, trabajamos para un público potencial, de prensa o de libro y tenemos que hacer de transmisores de información. El mejor ilustrador no es el que tiene un estilo más bonito o unos colores más exóticos, es el que transmite mejor las ideas, de una forma ingeniosa e inteligente.

¿Ilustrar crees que es una forma de comunicar o de complementar lo que se ilustra?

Para mí ilustrar es siempre comunicar, aunque sea a través del texto del otro.

Si no añades nada de ti mismo en un encargo, es como hacer hamburguesas en cadena.

En 2007 publicaste “María y yo”, obra autobiográfica sobre la relación con tu hija que tiene trastorno del espectro autista (TEA) y que, algún año después, fue trasladada al cine en forma de película documental, cosechando un gran éxito. Cómo surgió y con qué objetivo?

Maria y yo surgió de la casualidad y de mis necesidades interiores de explicarme a mi y al resto de mundo quién era Maria. No había ningún objetivo, pero a posteriori ha quedado claro que era visibilizar a personas como Maria y romper tabúes y tópicos y eso es sólo posible a través del humor.

¿Cómo considera que ha cambiado la visión del autismo después de su aportación?

No esperaba ningún éxito con Maria y yo porque es una obra personal, pero ahora está traducida en 10 idiomas y para mi fue un descubrimiento y una puesta en cuestión de mis ideas sobre el dibujo y la narración.

Posteriormente, con Maria cumple 20 años esperaba visibilizar a los adultos autistas, ya que. No están presentes habitualmente en nuestro entorno.

¿Cómo considera que ha cambiado la visión del autismo después de su aportación?

Es muy arriesgado decir que mi aportación ha cambiado la visión del autismo en nadie pero si he contribuido a dar un relato diferente y a cambiar estereotipos, siempre a través del humor y de mi visión personal de padre. Cuando doy charlas o conferencias siempre digo que yo no tengo idea de autismo, solo algunas ideas sobre mi hija Maria y no todas ellas acertadas.

Crees que en España se valora la ilustración y a los ilustradores lo suficiente? Qué papel crees que juega la ilustración en la cultura visual actual?

En España se valora solo la ilustración en su superficie, dibujos bonitos intercambiables que están de moda. Es muy raro oír que la ilustración está de moda cuando te echan del periódico en el que trabajas porque han decidido que Getty images trabaja mejor que tú y es menos problemático o escuchar a clientes regatear a precios de derribo un trabajo que, al no tener tarifas fijas se convierte en un coladero: gente que trabaja gratis porque acaban de salir de la escuela u otros que para subsistir, además de trabajar de pluriempleados en un bar, tienen dificultades para cobrar la ilustración que acaban de hacer.

El papel de la ilustración como el del cómic como cualquier expresión artística es ser testigo y retrato de su época. A mi me parecen más fiables las historietas de Carpanta o de cualquier personaje de Bruguera de la época que cualquier libro sobre Historia de España de los que teníamos en la época, mucho más fiable El Víbora de los 80 que todos los medios oficiales de la época y un pulso mejor de la sociedad en toda la ilustración de prensa de dos siglos para atrás hasta ahora que muchas de las obras de literatura o de cine que se han hecho.

He dicho, es mi opinión y yo la comparto.

Puedes saber más de Miguel Gallardo en :

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-maria-yo/2060907/

https://www.youtube.com/watch?v=qxLeb5y6p7s

https://www.youtube.com/watch?v=LVao2G_DR_8

#Miguelgallardo #ilustrador #dibujante #autismo #elviajedemaria

16 vistas