• Alberto Gutiérrez Pozuelo

Entrevista con Mª Eugènia Gay, Decana de Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona: "La mujer


Entrevista con Mª Eugènia Gay, abogada, decana del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona y vicepresidenta del Consejo General de la Abogacía Española. Recibe a Samaria Social con la mirada de alguien que está trabajando en un gran proyecto. Hablaremos de liderazgo, de política, de feminismo y tal vez de Derecho.

Es también presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales del CGAE, presidenta de la Comisión de

Mediación de la Féderation diciembre Barreaux de Europa (FBE) y presidenta de la Asociación Intercolegial de Colegios Profesionales de Cataluña.

Buenos días, Mª Eugènia, casi dos años como Decana al frente del Colegio, un tiempo, imagino, lleno de emociones y proyectos, ¿Aún recuerdas aquellos días previos al nombramiento? ¿Cómo lo viviste?

Es un gran honor para mí ser la decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona. Ostentar este cargo supone que has obtenido el reconocimiento de la abogacía de Barcelona y, a su vez, tienes la responsabilidad de trabajar para ellos y por los intereses de la Corporación.

La noche electoral fue sin duda una jornada de muchas emociones que tuve el privilegio de compartir con mi gran equipo con la ilusión y la responsabilidad que implica ostentar la máxima representación de la Abogacía de Barcelona.

Es un tiempo ya en el que puedes hacer un balance de estos años ¿En qué momento te encuentras?

A mediados de julio de 2019 cumpliré dos años al frente del Colegio de la Abogacía de Barcelona.

Pasados pues casi dos años desde que tomé posesión puedo afirmar que hemos logrado poner las bases de los retos que nos planteamos al iniciar este ilusionante proyecto.

En julio de 2017 inicié la legislatura con mi Junta de Gobierno con el objetivo de conseguir que el ICAB se convirtiera en un colegio profesional de referencia -una institución innovadora, integradora, participativa, solidaria, transparente y abierta al mundo-, que atendiera y asegurara responder a las necesidades de la abogacía de nuestro tiempo, que garantizara el correcto ejercicio de la profesión y que, a la vez, defendiera los derechos de la ciudadanía. Los Colegios garantizamos la defensa del derecho de defensa.

Asimismo, me planteé como objetivo convertir la Corporación en un referente en liderazgo femenino e igualdad, promover la transformación digital tanto de la Corporación como de la abogacía y potenciar la internacionalización de la profesión.

El compromiso con la paridad se ha materializado con la presentación, en mayo de 2018, del Plan de Acción para la Igualdad 2018-2021, la creación de la campaña ‘Cada día es 8 de marzo’ y su finalización con la campaña “Por un 8 de marzo infinito”. Asimismo, hemos consolidado el “Women Business & Justice European Forum -cuya segunda edición se ha celebrado con mucho éxito los días 27 y 28 de junio- y que ha contribuido a la visibilidad de mujeres líderes de la judicatura, cultura, empresa, tecnología, medios de comunicación y emprendimiento para empoderar a la mujer y para poner las bases que permitan construir una sociedad realmente igualitaria.

Se han diseñado estrategias colegiales para dar un impulso a las áreas de Internacional y Transformación Digital. Así se ha creado la Comisión de Relaciones Internacionales, integrada por abogados y abogadas, que participan activamente en las diferentes organizaciones internacionales, y la Comisión de Transformación Digital para promover la digitalización tanto de la Corporación como de la abogacía.

Precisamente dicha Comisión está trabajando para conseguir que la abogacía pueda actuar como lobby en materia de Derecho Digital y, a su vez, convertir Barcelona en la capital mundial de los Derechos Digitales.

Los primeros pasos para conseguirlo ya se han dado. Por un lado, el pasado 21 de febrero se presentó en el ICAB la Carta de los Derechos de la Ciudadanía en la Era Digital con el apoyo y la colaboración de numerosos ‘project partners’, entre los cuales cabe destacar el Colegio de Abogados de Madrid, la Generalitat de Catalunya, la Asociación Española para el Fomento de la Seguridad de la Información, entre otras entidades, universidades y empresas.

Este proyecto transversal ahora cuenta con importantísimos apoyos internacionales como el de la FBE (Federación Europea de Colegios de Abogados (FBE) . Desde este foro, aprovecho para que el máximo número de empresas e instituciones se adhieran al proyecto de la Carta #BarcelonaDigitalRights http://digitalrightsbarcelona.org/

Hemos reivindicado la abogacía como el profesional mejor cualificado para realizar tareas de Delegado y Delegada de Protección de Datos (DPD), perfil necesario de acuerdo con el último Reglamento General de Protección de Datos, y también estamos ayudando a la abogacía en el proceso de “transformarse digitalmente” a través de la formación que impartimos.

A través de la Comisión de Normativa se ha potenciado la participación del ICAB en iniciativas parlamentarias y en grupos de trabajo para plantear reformas legislativas que ayuden a solventar problemas sociales. Así, por ejemplo, se ha presentado una propuesta de reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), con una ampliación de la duración del contrato de 3 a 6 años. También se han presentado propuestas jurídicas en relación a la Ley de Segunda Oportunidad, sobre la ocupación ilegal de viviendas, sobre las propuestas de enmienda al proyecto de ley de medidas urgentes para el desarrollo del pacto de estado contra la violencia de género, al anteproyecto de la Ley orgánica del derecho de defensa, al anteproyecto de ley de secretos profesionales, al anteproyecto de ley orgánica de protección de la infancia y adolescencia frente a la violencia, al anteproyecto de ley de impulso de la mediación, entre otros proyectos y anteproyectos.

También nos hemos posicionado como referente de la sociedad civil catalana implicándonos en aquellos asuntos que afectan el día a día de la ciudadanía. Respondiendo a esta voluntad, cabe señalar que el Colegio ha firmado convenios de colaboración con el Ayuntamiento en materia de vivienda, con la Cámara de Comercio en aras de promover la visibilidad de las mujeres y el talento femenino, ha designado letrados del Turno de Oficio para atender a los 60 migrantes del Open Arms que llegaron al Puerto de Barcelona, puso en marcha el Servicio de Orientación Jurídica a las víctimas del atentado en Barcelona del 17 de agosto de 2017, que facilitó a las familias orientación y ayuda en unos momentos difíciles, entre otras cuestiones.

Hablemos de feminismo y de mujeres feministas ¿En qué momento nace en ti esa firme convicción por intentar cambiar las cosas?

Soy feminista desde que tengo consciencia y recuerdos de mi infancia. Siempre fui una niña reivindicativa y me gustaba participar de los deportes y actividades que antes estaban previstos para los chicos, así me erigí como capitana del equipo de fútbol tanto en el colegio como en la universidad. Mi madre ha sido mi gran referente en materia de igualdad y feminismo; ella durante su juventud también fue muy combativa y ha sido quien más me ha influido en la lucha y defensa de la igualdad entre hombres y mujeres.

Ante la situación que nos encontramos en la actualidad, compaginar la carrera profesional y la vida personal no es fácil. Ejercer la profesión de abogada, con juicios por la mañana y largas jornadas de estudio, redacción de demandas y de escritos para defender a los clientes, especialmente por la tarde, tampoco ayuda a conciliar. Llegar a puestos de responsabilidad supone, en muchos casos, pasar por un largo camino de obstáculos. Considero que conseguir una sociedad igualitaria es posible y es uno de mis retos y anhelos. Mi objetivo es ahora allanar el camino para que las más jóvenes, tengan unas mejores condiciones de trabajo y puedan superar las barreras actuales. Y eso pasa necesariamente por el empoderamiento de la mujer y concienciarla de su valía personal.

La mujer ha pasado de ser objeto de protección y, por tanto, con serias limitaciones en su capacidad de obrar, a ser protagonista de la vida pública, como sujeto de derechos y, por tanto, con la capacidad real de acción.

Tu compromiso por la igualdad de oportunidades entre abogadas y abogados es evidente: desde tu mandato, habéis presentado el “Plan Integral de Igualdad”; habéis puesto en funcionamiento la campaña “Cada día es 8 de marzo”; habéis celebrado el 2nd Women Business & Justice European Forum y habéis incorporado la perspectiva de género en vuestros programas formativos. ¿Han hablado de ello en el Congreso Nacional de la Abogacía española?

El XII Congreso Nacional de la Abogacía española ha sido un foro de encuentro que nos ha permitido debatir y analizar muchas de las problemáticas que tenemos los abogados y abogadas. Hemos hablado de los retos que nos presenta el futuro, de acuerdo con la transformación digital, pero también de los problemas clásicos de la abogacía.

La Abogacía debe responder al desafío de la globalización de manera coordinada, adaptándose a las nuevas TIC y a la Transformación Digital para hacer posible la defensa del Derecho de Defensa en el mundo y así se puso de manifiesto en la ponencia del Congreso de la Abogacía titulada 'Encuentro con las Abogacías Internacionales’, en la que tuve ocasión de participa. En este sentido, también quiero destacar que durante el Congreso en la conferencia “Nuevos derechos digitales” se dio a conocer el proyecto de la "Carta de Barcelona por los Derechos de la Ciudadanía en la Era Digital, que he impulsado e liderado como decana del ICAB. Se trata de un texto que quiere garantizar el respeto a los derechos humanos esenciales y los principios democráticos de la sociedad teniendo en cuenta el uso extendido de las TIC. Precisamente este mes de julio hemos presentado la hoja de ruta para internacionalizar este proyecto, ya que nuestro objetivo es que se convierta en un referente de derechos humanos en el ámbito digital.

Por otro lado, durante la ponencia ‘Woman for a Legal Tech’, que moderé, se habló de la situación de la mujer en el ámbito de la abogacía y del papel crucial de la tecnología como instrumento para democratizar la sociedad; es decir, los avances que se están produciendo en este ámbito contribuirán y facilitarán que este colectivo pueda tener realmente más oportunidades, hecho que permitirá poner las bases para alcanzar una igualdad real, ya que la brecha salarial y las dificultades de las mujeres para ocupar puestos de responsabilidad son problemas que también se viven dentro de la abogacía.

En los últimos días o meses parece recorrer nuestras calles una corriente de hombres que dicen estar perplejos con esta situación…

El acceso de las mujeres a puestos de trabajo es posiblemente el fenómeno más importante de la historia socio-laboral de la segunda mitad del siglo XX. El cambio de rol de la mujer dentro de la sociedad ha puesto de manifiesto que vivimos en una sociedad desigual.

Los poderes públicos se han concienciado de esta realidad, hecho que se está traduciendo en el establecimiento de diferentes medidas que poco a poco se van implantando, como por ejemplo, los planes de igualdad de las empresas.

Ante esta situación, muchos hombres se han sorprendido de los cambios que están impulsando las Administraciones y empresas y entidades de sectores y profesiones diversas, pues, algunos de ellos, al no sufrir directamente la discriminación no ven de forma tan clara y evidente como las mujeres la necesidad de provocar un cambio social para construir una sociedad realmente paritaria.

En esta misma línea podríamos englobar los insultos y el trato despectivo que muy a menudo se realizan a través de las redes sociales contra las mujeres, tanto del ámbito de la política como personas anónimas. Se trata de actitudes intolerables y que condenamos, pues el respeto y la defensa de los derechos fundamentales se debe preservar por encima de todo.

¿Crees necesaria la implementación efectiva de un sistema de cuotas en los consejos de administración de los despachos de abogados y en las máximas instancias jurisdiccionales?

Sí. La Abogacía tiene que trabajar para facilitar la visibilización de las mujeres en todas las esferas: social, económica, política, tecnológica. Tenemos el reto de reivindicar el talento femenino, promover el papel de la mujer profesional y de negocios en la sociedad actual, fomentar políticas de igualdad de oportunidades y de paridad y romper el "techo de cristal" que, desgraciadamente, todavía existe en nuestra sociedad, ya que actualmente sólo un 19% de las mujeres forman parte de los consejos de dirección de las empresas del IBEX-35.

Por eso estoy a favor de las cuotas y también de que se sancionen a las empresas que no cumplen con las mismas. No obstante, considero que las cuotas deben ser una medida de discriminación positiva temporal. Una vez las mujeres lleguemos por nosotras mismas a ocupar puestos de responsabilidad será una señal que tenemos una sociedad realmente igualitaria, y por ello, ya no tendrá sentido mantenerlas.

Parece innata en ti la pasión por liderar proyectos, por dar un paso al frente y asumir responsabilidades, ¿cómo llega a ti esa “necesidad”?

Siempre he sido muy activa e inquieta. Me gusta dar lo mejor de mí misma en todos los proyectos que asumo y especialmente cuando se trata de defender los derechos humanos y los colectivos más vulnerables.

Decíamos en la introducción que hablaríamos de política pero tal vez te parezca aburrido o tal vez estés un poco hastiada de hacerlo…


En los últimos años la política ha inundado la actualidad, todos somos conscientes de ello y en cierto modo todos los padecemos.

Según mi parecer, sobre la cuestión Cataluña-España lo he dicho siempre: hay que apostar por el diálogo. Cataluña no puede retirarse la palabra a sí misma, de igual forma que tampoco lo puede hacer el conjunto de España. Solo puede hacerse a través de algo sencillo: las palabras. Palabras pronunciadas para reconocer nuestra pluralidad. Palabras para respetar las diferencias que nos enriquecen. Palabras dispuestas a aceptar al otro. Palabras para reconocer en voz alta partes de verdad en los adversarios. Palabras tan valientes como para pronunciar un “Nosotros” sin necesitar después la entonación de ningún “Ellos”. Palabras con voluntad de lo que nos falta; diálogo, diálogo, diálogo.

Por último, Mª Eugènia, en Samaria Social nos gusta acabar siempre con esta pregunta ¿Dónde vas a estar dentro de un mes?

Allí donde sea necesario defender la abogacía, los derechos humanos y trabajando para conseguir la igualdad real y efectiva de nuestra sociedad.

Como representante del Colegio de la Abogacía de Barcelona, mi responsabilidad es estar al frente de la defensa del derecho de defensa en el sentido más amplio de la palabra.

#MariaEugèniaGay #Abogacía #Barcelona #Abogadas #feminismo

24 vistas